miércoles, 19 de marzo de 2014

Si queremos cambiar las cosas,la pasividad no vale

Las batallas que se pierden seguro,son las que no se dan.Incluso para tomar una fortaleza mediante sitio,hay que rodearla,o sea movilizar tropa.
Ese símil bélico vale tanto para este gobierno inane,cuasi pasmado,que ante el desafío secesionista,espera hacer desistir al independentismo por aburrimiento,gansadas de Margallo aparte.
La comparación con Crimea es bastante estúpida salvo en los pasos,allí primero el parlamento declaró la independencia y luego hicieron el referéndum,aquí lo harán al revés,pero el resultado...La duda está España no es Rusia,pero se va limitar a las palabras y punto?.Negro panorama.
Tanto lo que ocurre en Cataluña como lo que suceden Vascongadas,y en general en muchas autonomías,carga de razones a quienes abogamos por la desaparición de todo el entamado elefantiasico autonómico.No es normal que en la Europa sin fronteras,España albergue 17 miniestados, donde la diferencia entre regiones vecinas puede ser abismal.La Constitución habla de igualdad,mientras que lo que hay de facto es una desigualdad palmaria,en practicamente todos los niveles.
Es por eso que ya no vale quejarse y encogerse de hombros,ni vale decir que todos los partidos son iguales,o "es que el PP me engaño,y fueron muchos años"..Es que parece que a alguna o alguno lo hubiera engañado el novio o la novia...No hay excusas esto solo se cambia moviendose ,apoyando opciones con valores , y propuestas que muchos esperábamos(caso de VOX en la derecha que defiende la supresión de las autonomías,o Ciudadanos en el centroizquierda,que no pide la supresión,pero si una reforma).L a abstención solo beneficia a los de siempre PP y PSOE.
Hay que tomarse esto en serio si queremos que las cosas cambien...

No hay comentarios:

Publicar un comentario